Seleccionar página

EL SUEÑO DE DON DRAPER

Después de 7 temporadas e incontables éxitos, fracasos, amoríos, desilusiones, haber alcanzado el cielo del éxito y tocado el infierno del fracaso podemos ver a Don Draper interpretado por John Hamm sentado en el pasto, piernas cruzadas, por fin tranquilo, en un estado que no lo habíamos visto antes: en paz, acompañando un plano que retrata el horizonte en el cual podemos ver el océano, el cielo, las nubes, arboles, plantas y otras personas, pero lo que se roba nuestra atención es una simple sonrisa, el arco aparente del protagonista ha terminado, corte a, en pantalla uno de los comerciales más emblemáticos de Coca-Cola, el anuncio de “Hilltop” o «I’d Like to Buy the World a Coke”, termina la serie.

Aunque sabemos que en realidad el anuncio fue creado por Bill Backer, director creativo de McCann Erickson en ese entonces, la metáfora de la serie es clara, “comprarle una Coca-Cola al mundo” significa “vamos a pasar más tiempo juntos” y es justo lo que Don entiende al final, es esa Epifanía final que lo hace sonreír y tener a la par su más grande éxito profesional y su mayor realización en la vida personal, “pasar más tiempo juntos”, disfrutar a las personas, ser feliz.

“Destapa la Felicidad” ha sido un slogan de la marca refresquera por mucho tiempo, sin mucho que ocultar el mensaje es directo y no ha cambiado desde entonces, – compartir momentos- , – disfrutar de las personas- , no es que la botella tenga sentimientos envasados, sería tonto y llano pensar que esa es la idea comercial de la campaña, es lo que representa, es la metáfora de “abrir y disfrutar”, pero, que hay detrás?, ¿cuánto valen esas sonrisas?.

En este punto lo más fácil sería inclinarnos hacia el lado negativo y centrarnos en todo lo malo que causan esas bebidas, en el cuerpo y en el ecosistema, en cuanto daño han hecho y cuantas historias malas hay detrás, al igual que con Don Draper, recordar cuanto daño hubo detrás de esa sonrisa, cuantos errores y culpas, sería difícil entender que al final hay un verdadero final feliz.

Creo que este punto es completamente interpretativo, ¿lo vale?, ¿una marca sea cual sea puede valerse de todos esos medios para este efímero fin? y nosotros los consumidores en realidad ¿Qué estamos comprando?, ¿cuáles son nuestros productos-placebo que nos mitigan los días difíciles?, ¿Cuál es la moneda de cambio por nuestra “felicidad?.

“La publicidad se basa en una cosa, la felicidad. Y, ¿sabes lo que es la felicidad? La felicidad es el olor de un coche nuevo. Es ser libre de las ataduras del miedo. Es una valla en un lado de la carretera que te dice que lo que estás haciendo lo estás haciendo bien”.

– Don Draper –

¿Quieres escuchar este tema en nuestro podcast Brand Pitt?, da click a este mismo link.